Las nuevas tecnologías e Internet son una parte indispensable del mundo contemporáneo. Junto con el desarrollo de las tecnologías digitales, se desarrollan y mejoran también los mecanismos de seguridad, diseñados para proteger datos personales y confidenciales de los internautas. Uno de estos mecanismos es el cifrado de extremo a extremo que te permite mantener la información personal en secreto. Así nadie podrá saber el número de tu tarjeta de crédito o el contenido de tus conversaciones cuando te estás comunicando a través de las apps móviles.

La mayoría de los usuarios hoy en día se preocupan seriamente por la seguridad. El 25 de mayo de 2018 se extiende su ámbito de aplicación a todos los países miembros de la Unión Europea El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Este  reforma normativa realizada por la Unión Europea tiene el objetivo de garantizar unos “estándares de protección de datos elevados y adaptados a la realidad digital del mundo actual”. Es una noticia muy buena, pero a pesar de esto a veces incluso la regulación legal moderna no puede proporcionar una protección total contra los hechos maliciosos de los ciberdelincuentes. Vamos a ver cómo en este caso nos puede ayudar el cifrado de extremo a extremo.

¿Cómo funciona el cifrado?

cifrado de extremo a extremo

El cifrado convierte tus datos en una colección de caracteres sin sentido que nadie puede descifrar. Solo la persona que recibe el mensaje cifrado puede entenderlo, ya que al llegar al destinatario el mensaje incomprensible vuelva a la forma original, después de lo cual se puede leer. El último proceso se conoce como «decodificación».

Antes de la era digital, el cifrado se llamaba «criptografía». Los antiguos egipcios usaban una técnica semejante para crear jeroglíficos complejos, con el fin de ocultar su significado a la clase analfabeto de la población. El cifrado de datos en su forma moderna apareció en la Edad Media, gracias al matemático árabe Al-Kindi, quien es el autor del primer libro sobre este tema. El cifrado ha estado evolucionando constantemente. Durante la Segunda Guerra Mundial, adquirió un nivel completamente diferente.

El cifrado «de extremo a extremo» tiene un alto grado de confiabilidad. El nombre ya nos indica qué significa este método de encriptación: la información protegida puede ser reconocida solo en dos puntos, en el dispositivo del remitente y en el del destinatario. Si tu aplicación móvil que estás utilizando se preocupa realmente por tu seguridad, ella te lo proporcionará.

Uso del cifrado de extremo a extremo en las aplicaciones móviles

cifrado de extremo a extremo

Internet se ha convertido en una gran base de todo tipo de datos. Hoy en día más del 80% de los usuarios están tomando medidas serias para proteger sus datos y su privacidad en este enorme archivo digital. En el mercado ha habido un aumento significativo de la cantidad de aplicaciones comunicativas que cuentan con muchísimas funciones útiles e importantes diseñadas para hacer que la comunicación sea más fácil y más efectiva.

Las aplicaciones de mensajería de última generación cifran los datos de sus usuarios de extremo a extremo. Dicen tener este tipo de cifrado WhatsApp, Pinngle, Viber, entre otros. Pero a veces, la seguridad absoluta está garantizada solo en palabras, de hecho se almacenan particularmente los metadatos de sus usuarios, estos de por sí pueden proporcionar una gran cantidad de información personal. Además, WhatsApp, por ejemplo, al ser parte de Facebook, transmite los datos de sus usuarios a esta empresa para «mejorar la experiencia del usuario con los productos y la publicidad». A diferencia de esta compañía, la aplicación móvil Pinngle garantiza la seguridad de la información confidencial de sus usuarios y la considera como su objetivo principal.

Además de proporcionar otras funciones importantes y convenientes, gracias al cifrado de extremo a extremo, Pinngle garantiza una protección máxima de la indiscreción de terceros. Nadie, ni siquiera Pinngle, puede acceder al contenido de tus mensajes o llamadas. Por lo tanto, toda la información transmitida estará disponibles sólo para ti y la persona con quien estás hablando. Cada mensaje enviado se cifra inmediatamente. Además, esta aplicación no almacena absolutamente ninguno de los datos de sus usuarios, ni siquiera los metadatos. Gracias a su funcionamiento “sin servidor” simplemente no puede hacerlo.

La confidencialidad y la seguridad en Internet son unos de los problemas más importantes en actualidad. Para Pinngle, garantizar una protección máxima de los datos de sus usuarios es su prioridad. Por lo tanto, si deseas encontrar el mejor medio de comunicación, que provee una mayor protección de tus datos confidenciales, elige Pinngle y estarás absolutamente seguro de esto.

 

Sona Melik-Karamyan