Antes de que el teléfono inteligente entró en nuestra vida, ¿recuerdas cuánto nos costaba tomar una foto de buena calidad y enviarla? Por los mensajes multimedia (MMS) tenías que pagar mucho dinero y la calidad dejaba mucho que desear.

Tomar una buena foto era abrumador. Tenías que comprar una cámara costosa y tener un software de edición además de invertir unas horas sino días para aprender a usarlos.

Pero los dispositivos digitales de hoy te permiten llevar tus habilidades de hacer fotografías con el teléfono a un nivel más avanzado. Y el envío también es más simple. Por ejemplo, a través de mensajería móvil Pinngle puedes compartir tantos números archivos como deseas, y del tamaño ilimitado.

Regresemos ahora a tus habilidades de fotografiar y veamos cómo puedes aprovechar al máximo las funciones fotográficas de tu móvil.

Usa cuadrículas

fotos con el móvil

Las cuadrículas ayudan a tener un equilibrio en tu foto. La buena noticia es que no tienes que instalar una aplicación separada para esto, la mayoría de los dispositivos móviles tienen una opción incorporada para las líneas de la cuadrícula. Las líneas de cuadrícula son simplemente una serie de líneas en la pantalla de la cámara de tu teléfono. Están ahí basados ​​en la «regla de los tercios». ¿Sabes qué es? La llamada «regla de los tercios» es un principio de composición fotográfica según el cual una imagen debe dividirse en tercios horizontales y verticales.

Entonces, si colocas el objeto de tu foto en estas líneas, tu foto se verá más clara y más equilibrada. ¡Pruébalo!

¿Qué enfoque quieres?

Muchas fotos buenas solo incluyen un objeto, el cual debe ser interesante y excepcional. Entonces, cada vez que tomas una foto con tu teléfono, asegúrate de enfocar bien en punto exacto, pero tampoco pienses demasiado. El sujeto no debe llenar todo el cuadro. De esta manera podrás destacar más el tema.

Si realmente quieres enfocar la fotografía, solo tienes que tocar la pantalla de tu teléfono inteligente. Esto te ayudará a asegurarte de que todo está listo. Además, si tu sujeto está moviendo, asegúrate de tocar la pantalla justo antes de tomar la foto.

Evita usar el zoom

La mayoría de los dispositivos móviles tienen la función de zoom. Puedes usarla estrechando o estirando dos dedos en la pantalla. De todos modos, evita hacer zoom cuando tomes fotografías con el teléfono. ¿Por qué? Porque es un zoom digital, no óptico. Y cuando lo haces, en realidad estás recortando la imagen. Esto reduce considerablemente la calidad de la misma.

Si quieres fotografiar un sujeto que está lejos de ti, se recomienda no usar el zoom. Si puedes, simplemente acércate más. Porque al final, podrás recortar la imagen cuando quieras.

Explora más perspectivas

fotos con tu móvil

En la fotografía telefónica, la perspectiva correcta importa tanto como el enfoque. Y la buena noticia es que puedes experimentar con ella para descubrir cuál se ajusta al escenario y al contexto. En general, aquí no hay reglas. Solo necesitas sentirte libre para experimentar y encontrar ángulos quizás inesperados. No te quedes quieto, muévete y experimenta con diferentes puntos antes de encontrar el que más te guste. Descubre tu cámara.

En conclusión

Tomar fotos geniales con tu teléfono no es difícil, recuerda, que una foto vale más que mil palabras. La tecnología te permite autoenfocar, agregar filtros, marcos e incluso enviar enormes archivos de imágenes a través tu mensajería móvil. Lo que necesitas es ser creativo y salir a la calle con tu teléfono inteligente en la mano.

Sona Melik-Karamyan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.